¿Qué es la resonancia magnética?

La resonancia magnética o imagen por resonancia magnética (IRM) es una herramienta esencial en el campo médico que permite obtener imágenes detalladas del interior del cuerpo humano sin necesidad de intervenciones invasivas a través de un sistema de imanes y ondas de radio. A diferencia de otros métodos de diagnóstico como las radiografías, este sistema no utiliza radiación ionizante, es decir rayos X.

En este artículo, te proporcionaremos información detallada sobre la resonancia magnética, sus aplicaciones y los detalles clave a tener en cuenta.

¿Para qué sirve la resonancia magnética?

La resonancia magnética es una tecnología médica no invasiva que proporciona a los profesionales de la salud la capacidad de examinar a un paciente minuciosamente. Permite obtener imágenes precisas del interior del cuerpo, incluyendo tejidos, sistema esquelético y órganos, sin necesidad de intervenciones quirúrgicas u otros procedimientos invasivos.

Sus aplicaciones son amplias y abarcan la detección de enfermedades, lesiones, patologías y el seguimiento de tratamientos, como los oncológicos o las recuperaciones postoperatorias. La avanzada tecnología de la resonancia magnética permite obtener imágenes claras y precisas que son útiles para:

  • Evaluar el estado de enfermedades como el cáncer de mama.
  • Analizar el cerebro y detectar procesos degenerativos como el Alzheimer o el Parkinson.
  • Desempeñar un papel clave en la cirugía craneal debido a su alta precisión.

Resonancia Magnética

¿Qué puede detectar una resonancia magnética?

La resonancia magnética es capaz de evaluar en detalle la condición de áreas específicas del cuerpo humano y detectar una amplia gama de afecciones, incluyendo:

  • Lesiones cerebrales debidas a traumatismos.
  • Tumores.
  • Señales de accidentes cerebrovasculares.
  • Infecciones óseas.
  • Trastornos auditivos y oculares.
  • Aneurismas cerebrales.
  • Daños en los discos de la columna vertebral.
  • Esclerosis múltiple.
  • Trastornos de la médula espinal.
  • Condiciones cardíacas, como su tamaño, funcionamiento, grosor y movimiento de las paredes, además de daños por enfermedades cardíacas.
  • Obstrucciones en los vasos sanguíneos.
  • Problemas en articulaciones, como daños en el cartílago o ligamentos.
  • Tumores en los huesos y tejidos blandos.
  • Afecciones en el sistema urinario a través de urografías por resonancia magnética.

Tipos de resonancia magnética

Este método abarca diferentes áreas y patologías a analizar, entre las cuales se encuentran:

Resonancia Magnética Músculo-Esquelética

Este enfoque se centra en la evaluación de:

  • Rodilla
  • Columna vertebral
  • Zona lumbar
  • Cervical
  • Hombros
  • Articulaciones
  • Cadera
  • Cráneo

La resonancia magnética músculo-esquelética es fundamental para identificar afecciones como desgarros musculares, malformaciones congénitas, enfermedades de las articulaciones, lesiones o anomalías de la columna vertebral y la presencia de tumores y metástasis.

Resonancia Magnética de Alto Campo

Este tipo se utiliza para visualizar órganos del cuerpo, incluyendo:

  • Cerebro
  • Cuello
  • Tórax
  • Abdomen
  • Pelvis
  • Áreas sometidas a cirugías

La resonancia magnética de alto campo es esencial para el diagnóstico de enfermedades y control de tratamientos, como el cáncer de mama, el análisis del cerebro y procesos degenerativos como el Alzheimer o el Parkinson.

Resonancia Magnética Articular

En este enfoque, se estudia una sola área del cuerpo, como:

  • Rodilla
  • Tobillo
  • Codo
  • Pie
  • Muñeca
  • Mano

Este tipo de resonancia magnética se utiliza para evaluar problemas en las articulaciones, como daños en el cartílago o ligamentos.

Evaluación de los Vasos Sanguíneos

La resonancia magnética también se emplea para analizar los vasos sanguíneos en el cuerpo.

Estos estudios son fundamentales para detectar obstrucciones en los vasos sanguíneos y otros problemas relacionados con el sistema circulatorio.

Datos a tener en cuenta

A la hora de realizar una resonancia magnética, es importante tener en cuenta ciertas consideraciones:

  • Debes presentarte 15 minutos antes del estudio con un ayuno de al menos 5 horas.
  • En algunos casos, se te indicará que consumas alimentos bajos en grasas durante los días previos al análisis.
  • Antes de ingresar a la sala del resonador, deberás cambiarte la ropa por una bata médica.
  • Evita llevar elementos metálicos contigo, como accesorios, billeteras, cinturones, tarjetas con bandas magnéticas, lápices, audífonos, celular, tablet, computadoras, GPS, entre otros.
  • Si tenes válvulas, implantes o marcapasos, es esencial que lo informes a los técnicos.
  • En algunos casos, el estudio puede requerir el uso de material de contraste, que se administra de manera intravenosa u oral.
  • Los niños pueden contar con un acompañante, quien deberá seguir las mismas normas de vestimenta y prohibiciones de objetos.
  • Es crucial que el paciente permanezca inmóvil durante el estudio, ya que los movimientos podrían afectar la precisión de las imágenes, lo que dificultaría un diagnóstico certero.

Aparatología utilizada en estudios de IRM

Existen dos aparatologías de resonador mediante las cuales puede realizarse este estudio. Cada una de estas ha sido diseñada teniendo en cuenta las necesidades de los profesionales y la comodidad de los pacientes.
La más conocida es la del resonador cerrado. Sin embargo, en algunos casos como el de pacientes pediátricos, claustrofóbicos o con ciertas condiciones físicas, a veces puede optarse por realizar el estudio con un resonador abierto.

Resonancia magnética cerrada

El Resonador de Campo Cerrado cuenta con una mesa exploratoria en la cual se ubicará la persona a analizar, que luego se reubicará hacia el interior de su estructura cilíndrica, la cual será supervisada por un puesto de control.

La resonancia magnética cerrada es un método de estudio que brinda imágenes de alta calidad, que permiten obtener información fiable para la interpretación y diagnóstico de los médicos.

Al poseer un resonador cerrado, el campo magnético se mantiene dentro de éste, logrando observar con precisión el cuerpo del paciente. De esta manera, los cuadros obtenidos contienen una definición de alta calidad.

Resonancia magnética abierta

Es utilizada frecuentemente en niños, pacientes con obesidad, personas que padecen claustrofobia, problemas óseos, entre otras condiciones médicas.
El resonador abierto consiste en una estructura en forma de “C”, en la cual el paciente ingresa sin encontrarse completamente encerrado.
Este sistema fue inicialmente creado para analizar extremidades, y gracias a los avances tecnológicos del sistema Tesla, este sistema de diagnóstico permite evaluar zonas lumbares y neurológicas también.
De todas formas las imágenes obtenidas con un resonador abierto no son de alta calidad, como las que ofrecen los resonadores cerrados, por lo tanto hay determinados estudios que no pueden realizarse.

Solicitá un turno en Genea

Genea es el primer centro de salud en Latinoamérica en contar con el Toshiba de 1,5 Tesla, que otorga diferentes beneficios al paciente y al profesional a la hora de su empleo; y con  un Resonador Magnético de Alto Campo de 1,5 Tesla (cerrado), Marca Siemens, modelo Sempra (Alemania).

Estos equipos permiten realizar el estudio de angiografía sin la necesidad de administrar contraste al paciente. Esto lo convierte en un método más seguro, en especial para aquellas personas que cuentan con enfermedades vasculares, renales o diabetes.
Asimismo, su sistema de reducción de sonido contribuye con la tranquilidad del procedimiento y al confort de quien se encuentre dentro del resonador.

Una vez concluido, nuestro servicio envía por correo electrónico el informe e imágenes del estudio.

Te invitamos a reservar un turno para conocer nuestras instalaciones y a consultar con nuestro panel de profesionales sobre las resonancias magnéticas y otros estudios.