En este artículo te explicaremos en detalle cuánto dura una resonancia magnética y cuáles son los pasos para realizarla.

La resonancia magnética es un método de análisis no invasivo, utilizado para conocer el estado del cuerpo en detalle. Funciona a través de una aparatología de energía magnética nuclear, que en base a una serie de estímulos logra obtener imágenes.

Este estudio es solicitado por médicos para analizar la condición de los tejidos del cuerpo humano, ciertos órganos, músculos, condición ósea o presencia de anomalías o enfermedades.

Muchos profesionales de la salud lo utilizan para diagnosticar afecciones, enfermedades oncológicas, malformaciones, desgarros musculares, entre otras. Es un estudio sencillo, que no conlleva muchos preparativos previos y logra obtener especies de fotografías que permiten conocer el estado de salud de una persona.

Resonancia Magnética: ¿Cuánto dura?

La duración de este estudio dependerá de los preparativos previos, la condición del paciente y el área a analizar. Antes de comenzar, el técnico especializado indicará cómo se llevará a cabo el procedimiento y cuánto tiempo demorará.

La respuesta a la pregunta de cuánto dura una resonancia magnética es generalmente desde 15 minutos en adelante, dependiendo de la cantidad de regiones que se vayan a estudiar. Algunos pacientes o condiciones médicas requieren un tiempo mayor, que puede ser de hasta dos horas, pero esto no es algo recurrente.

En muchas resonancias magnéticas, se realizan diferentes fases. Estas son intervalos de 5 minutos, en los cuales se tomarán las imágenes necesarias mientras el paciente deberá intentar permanecer inmóvil.

En algunas ocasiones, desde el cuarto del control, se indicará a la persona contener el aire durante un tiempo en particular. A través del altavoz, los técnicos se comunicarán con el individuo para informar sobre el inicio de la toma de imágenes y la finalización del estudio.

Dependiendo de la urgencia de la obtención de los mismos, los resultados podrán tardar un tiempo en particular. El médico los recibirá a las 24 horas de haber realizado el estudio.

Duración de la resonancia magnética con contraste

El contraste es un elemento el cual permite detectar con mayor certeza ciertas áreas del cuerpo y posibles anomalías. Funcionan a través del campo magnético del resonador y generalmente, se utilizan en estudios del cerebro.

En el caso de que se emplee su uso, se administra al paciente antes del examen. Esto puede ser mediante la ingesta bebible, la cual puede tardar media hora o más, dependiendo de cada paciente.

En otros pacientes, se otorgará por de manera intravenosa, por lo que deberá colocarse primero la vía periférica y luego el contraste. Esto podría demorar un poco más el comienzo del estudio.

¿Cuáles son los pasos de una resonancia?

Una resonancia magnética consiste en dos fases principales:

  1. La primera es la preparación, que incluye una serie de requisitos y datos a tener en cuenta para comenzar el estudio.
  2. La segunda consiste en el análisis en sí mismo, una vez que el paciente se encuentre en la sala del resonador.

Previo al estudio, se le indicará al paciente realizar un ayuno solo en el caso de que se requiera utilizar contraste.

El día del estudio, el paciente deberá presentarse en el centro de diagnóstico 15 minutos previo a su cita, junto con un acompañante si lo desea. En el caso de niños, estos podrán acompañar al paciente al lado del resonador.

Luego, será asistido por el personal capacitado, quienes le indicarán los siguientes pasos a seguir:

  • Conversación con los técnicos: quienes empleen el estudio, desde la sala de control, explicarán brevemente sobre la duración del mismo y lo que experimentará el paciente dentro del resonador.
  • Condicionamiento: se otorgará una bata al paciente, quien deberá utilizarla y quitarse elementos metálicos, electrónicos y accesorios. En el caso de poseer marcapasos, válvulas o implantes, es necesario notificar a los profesionales de salud.
  • Llenar un formulario: tanto el paciente como su acompañante deberán completarlo.
  • Ingreso al resonador: los técnicos verificarán que la persona a analizar se encuentre en condiciones para iniciar el estudio y la ayudarán a ubicarse sobre la mesa exploratoria. Allí explicarán sobre la existencia de los altavoces, por medio de los cuales le realizarán indicaciones.
  • Ingreso de los técnicos a la sala de control: una vez que el paciente se encuentre cómodamente dentro del resonador, los profesionales se dirigen a una habitación continua para monitorear e iniciar el estudio.
  • Comienzo de la resonancia magnética: se ingresa al paciente al resonador, moviendo cuidadosamente la mesa exploratoria. Este estudio puede contar con intervalos y diferentes solicitudes de los técnicos de permanecer inmóvil o contener la respiración.

Una vez que concluye el análisis, se ayudará al paciente a incorporarse y se conducirá a la sala contigua, donde podrá cambiarse y reencontrarse con sus pertenencias. Los técnicos continuarán analizando los resultados y se los enviarán al médico.

Consulta con nuestro panel de profesionales especializados sobre nuestro servicio de diagnóstico de resonancia magnética.