¿Sabías que la tomografía computada (TC) es una herramienta útil en traumatología para diagnosticar y evaluar lesiones musculoesqueléticas?

Así es, la TC utiliza rayos X para producir imágenes detalladas de los huesos, articulaciones y tejidos blandos del cuerpo, lo que permite a los médicos obtener una mejor comprensión de la naturaleza y la gravedad de las lesiones. Si querés saber más sobre esto, te invitamos a seguir leyendo.

¿Qué es una Tomografía de huesos?

La tomografía de huesos es una técnica de imagenología médica que utiliza la tomografía computarizada (TC) para producir imágenes detalladas de los huesos del cuerpo. En este caso, La TC produce imágenes tridimensionales de los tejidos internos del cuerpo, lo que permite ver los huesos desde diferentes ángulos y obtener información detallada sobre su estructura y densidad.

Este estudio es útil para diagnosticar y evaluar una variedad de trastornos óseos, como fracturas, tumores óseos, osteoporosis y artritis. También puede ser útil para detectar la extensión de la enfermedad ósea y evaluar la eficacia del tratamiento.

Si tenés que hacerte una tomografía de huesos se te pedirá que te acuestes sobre una mesa y permanezcas inmóvil mientras se realiza la exploración. Es posible que se te administre un agente de contraste para mejorar la visualización de los huesos y los tejidos circundantes. El examen suele durar entre 10 y 30 minutos.

También te puede interesar nuestra nota sobre Tomografía cerebral: La técnica no invasiva para examinar el cerebro en detalle

¿Cómo se ve el hueso en la Tomografía Computada?

En la tomografía computarizada (TC), los huesos se ven como estructuras blancas y densas en las imágenes. Esto se debe a que la TC utiliza rayos X para producir imágenes tridimensionales de los tejidos internos del cuerpo, y los huesos son densos y opacos a los rayos X.

La TC utiliza una técnica de captura de imágenes que toma múltiples imágenes en secciones transversales del cuerpo, que luego se combinan para crear una imagen tridimensional. Las imágenes de los huesos en la TC muestran detalles precisos de su estructura, densidad y forma.

En algunos casos, se puede utilizar un agente de contraste para mejorar la visualización de los huesos y los tejidos circundantes. El agente de contraste se administra por vía intravenosa y permite a los radiólogos ver mejor la vascularización y las lesiones que pueden estar asociadas con los huesos.

En resumen, los huesos se ven como estructuras densas y blancas en la tomografía computarizada debido a su densidad y opacidad a los rayos X, lo que permite a los radiólogos obtener detalles precisos sobre su estructura y forma.

¿Para qué se utiliza la Tomografía Computada en Traumatología?

Para qué se utiliza la Tomografía en Traumatología

En traumatología, la TC se utiliza con frecuencia para evaluar lesiones óseas agudas, como fracturas y luxaciones, y para evaluar la extensión y la gravedad de las lesiones en las articulaciones. También puede ser útil para detectar lesiones en los tejidos blandos, como los músculos y los ligamentos.

La TC se puede utilizar para planificar el tratamiento de lesiones musculoesqueléticas, como la cirugía ortopédica, y para evaluar la eficacia del tratamiento y la curación de las lesiones a lo largo del tiempo. La TC también puede ser útil en el seguimiento de enfermedades crónicas, como la artritis, para evaluar la progresión de la enfermedad y el efecto del tratamiento.

También te puede interesar leer: ¿Qué es una Angiografía por Resonancia Magnética o Angio Resonancia?

¿Necesitás realizarte este estudio?

Como pudimos ver, la Tomografía Computada es una herramienta valiosa en traumatología para diagnosticar y evaluar lesiones musculoesqueléticas y planificar el tratamiento adecuado. Si sufriste alguna lesión musculoesquelética o ya estás realizando un tratamiento y querés hacer un seguimiento profundo del mismo te recomendamos realizar este tipo de estudio.

En Centro Médico Genea contamos con tomografía computada de última generación para lograr una máxima calidad y definición en estudios por imágenes. Utilizamos la tecnología Toshiba Alexion que permite una reducción de dosis de radiación respecto a equipos tradicionales y una mayor velocidad de captación y precisión de imagen.

Podés hacer tu consulta a través de WhatsApp o directamente gestionar tu turno.