La medicina del sueño es una especialidad médica que se aborda de forma interdisciplinaria y trabaja sobre la prevención, el estudio y el tratamiento de los trastornos del sueño, ya que estos afectan la calidad de vida de quienes los padecen y también la de sus entornos.

Para abordar los trastornos del sueño y lograr un tratamiento adecuado para los pacientes, existen especialistas en el tema y la práctica de estudios para detectar el problema de origen según cada caso.

Los trastornos del sueño son varios, y algunos de sus síntomas pueden incluir desde ronquidos y apneas hasta estados de somnolencia constantes, entre otros. Entonces, ¿qué debe hacerse?

Si algo de esto ocurre, se debe visitar a un experto para que pueda indicar un  tratamiento adecuado.

¿Cuándo consultar a un especialista?

Algunos síntomas son indicios de que puede haber un trastorno del sueño y que es hora de llamar a un especialista. Por ejemplo:

  • Ronquidos
  • Apnea o pausas respiratorias durante el sueño
  • Insomnio
  • Somnolencia diurna
  • Cansancio a pesar de las horas de sueño
  • Falta de lucidez y energía durante el día

¿Cuándo el descanso no es suficiente?

En algunos casos los pacientes pueden pasar una buena noche de sueño; sin embargo, encuentran el problema de día cuando no pueden mantenerse despiertos para realizar de forma adecuada sus actividades.

El cansancio después de haber dormido correctamente es una alarma para investigar si durante el período de sueño existe algo que disminuya la calidad del descanso.

¿Qué es la Medicina del Sueño?

Trastornos de sueño: ¿son todos iguales?

Existen al menos cien trastornos de sueño diferentes vinculados a la falta de sueño y a la vigilia. Pueden agruparse en cuatro grandes categorías:

  • Insomnio, es decir, problemas para conciliar el sueño y dormir
  • Somnolencia diurna excesiva: problemas para permanecer despierto
  • Dificultades para sostener un horario y ritmo regular de sueño
  • Conductas o comportamientos inusuales durante el descanso

Síndrome de Apneas Hipopneas: ¿qué es?

Este tipo de trastornos de sueño incluye cuadros que van de moderados a severos. El Síndrome de Apneas Hipopneas consiste en la aparición de episodios de obstrucción parcial o casi total de la vía aérea durante el sueño.

Afecta a un promedio del 3% de la población general y uno de los principales factores de riesgo tiene que ver con el sobrepeso y la obesidad. Además, el consumo de alcohol y algunas sustancias para la sedación pueden afectar el cuadro.

El Síndrome de Apneas Hipopneas es considerado un factor de riesgo para la hipertensión arterial, arritmias, insuficiencia cardíaca, infarto, accidente cerebrovascular, entre otras enfermedades. Además, puede causar alteraciones en la atención y la memoria, cefaleas y hasta alteraciones del estado del ánimo.

Pocas horas de sueño, un problema de época

En la sociedad actual es frecuente escuchar personas quejarse de que no duermen la cantidad de horas recomendadas. Mientras un ideal ronda entre las  ocho horas de sueño, algunos apenas logran cuatro o cinco sin conocer el impacto que esto tiene en la salud.

Las razones que pueden llevar a alguien a dormir poco son varias: estrés, trabajo, dinámica familiar, uso de pantallas y hasta actividades recreativas. Regular este tipo de cuestiones que afectan a hombres y mujeres de cualquier edad es necesario para encontrar hábitos saludables de descanso.

Cuando la cantidad de horas de sueño nocturno no supera la necesaria para cumplir con las actividades diurnas se genera una descompensación de rutina y horarios que implica consecuencias como:

  • Fatiga diurna
  • Déficit en la atención y capacidad de concentración, distracciones, mayor número de errores
  • Irritabilidad, falta de motivación, inquietud, depresión
  • Riesgo de abuso de estimulantes
  • Menor desempeño académico y laboral
  • Tendencia al sobrepeso y obesidad
  • Dolor físico, alteraciones digestivas
  • Cambios hormonales
  • Inflamaciones

¿Cuánto dura el insomnio?

Las dificultades para dormir son un fenómeno frecuente en la población. El insomnio específicamente se trata de la dificultad para conciliar el sueño o para permanecer dormido durante un período de tiempo necesario para el descanso. Este tipo de episodios se presentan de diferentes modos. Algunos pacientes pueden padecerlos de forma crónica mientras otros solo durante algunas semanas.

Hipersomnio, la dificultad de permanecer despierto

El hipersomnio es el padecimiento que afecta a las personas que tienen cansancio excesivo durante el día, lo que se conoce como somnolencia diurna.

El hipersomnio puede implicar además que la persona necesite dormir demasiado, lo que puede implicar desregulación de ritmos y horarios de descanso.

Para conocer el origen del hipersomnio es necesario realizar estudios del sueño, ya que este tipo de problema puede deberse a alguna patología.

¿Qué es un estudio del sueño?

Es una práctica médica conocida como polisomnografía que mide y registra diferentes funciones del sistema durante las horas de sueño del paciente para identificar anomalías.

Algunas de las variables que se evalúa la polisomnografía son la frecuencia respiratoria, el oxígeno en sangre, la frecuencia cardíaca, las ondas cerebrales y el movimiento de piernas y ojos.

El médico puede indicar un estudio del sueño si el paciente presenta ronquidos fuertes al dormir, despertar con agitación, dificultad para conciliar o mantener el sueño y somnolencia, entre otros síntomas.

Consultá en Genea

Te invitamos a reservar un turno con nuestros especialistas y estudios del sueño.