Gracias a los estudios del corazón, es posible conocer el estado de salud de cada persona. Existen muchos tipos, orientados a diferentes áreas y funciones de este órgano vital. Además de mantener un estilo de vida saludable, realizar análisis cardiológicos con frecuencia puede prevenir problemas de salud y ayudar a detectar tempranamente ciertas patologías.

La cardiología es una rama de la medicina que estudia al corazón. Los profesionales de esta especialidad se encargan de diagnosticar y brindar tratamiento a los pacientes que lo requieran.

¿Para qué sirven los estudios del corazón?

Los estudios del corazón son solicitados por los médicos para observar el funcionamiento de éste mismo. Algunas de las enfermedades que pueden observarse a través de estos son:

  • Insuficiencia cardíaca.
  • Trastornos del ritmo cardíaco.
  • Hipertensión arterial.
  • Hipercolesterolemia o exceso de colesterol.
  • Defectos cardíacos congénitos.
  • Infarto de miocardio.
  • Angina de pecho.
  • Enfermedad de las arterias coronarias.

Estudios del Corazón

¿Cuáles son los estudios del corazón?

A la hora de realizar análisis del corazón, existen muchos estudios disponibles. Cada cardiólogo solicitará a sus pacientes los debidos, dependiendo de los factores de riesgo, edad y sintomatología.
Es necesario tener en cuenta que no se deben presentar señales de problemas en el corazón para acudir a un profesional de la salud. Siempre es recomendable realizar exámenes de rutina, para contribuir a la detección temprana de enfermedades.

A continuación, algunos de los estudios del corazón más frecuentes en la cardiología.

  • Ecocardiograma Doppler

El Ecocardiograma Doppler es un estudio no invasivo evalúa el tamaño del corazón, su funcionamiento, los músculos de este órgano y el estado de sus válvulas.
Detecta los flujos sanguíneos, con el objetivo de detectar anomalías. Su empleo es sencillo y no requiere preparación previa.

  • Eco Estrés

Este tipo de prueba funcional llamada Eco Estrés, observa la estructura y rendimiento del corazón en situaciones de reposo y de esfuerzo físico. Utiliza la tecnología del Ecocardiograma Doppler en distintas etapas. La primera ocurre en estado de reposo, para medir el funcionamiento normal del corazón.

Luego se solicitará al paciente realizar una prueba de esfuerzo a través de una cinta para correr, concluyendo con dos nuevos controles. El primero es inmediatamente al finalizar la actividad física y el último durante el estado de recuperación.

En aquellas personas que no puedan llevar a cabo estas disciplinas corporales, se administra un fármaco que simula de forma controlada este esfuerzo cardíaco.

  • Ergometría

La Ergometría evalúa la condición del corazón en situación de exigencia física. Analiza la tensión arterial y la capacidad funcional de este órgano.
Es necesario acudir con un ayuno de 4 horas previo a este procedimiento y cesar la ingesta de líquidos 2 horas antes del mismo.

  • Angiografía

Este tipo de resonancia magnética sin contraste estudia las arterias y venas del cuerpo humano. Analiza el sistema circulatorio general, detectando problemas.
Los requisitos de este estudio serán determinados por el médico. Su duración es de 30 minutos aproximadamente, en los cuales el paciente deberá mantenerse inmóvil dentro del resonador, contando con el monitoreo y contención del centro de control.

  • Apto Médico

El Apto médico es necesario a la hora de certificar la aptitud física para realizar actividades deportivas. Es solicitado por instituciones educativas, gimnasios, clubes atléticos, entre otros.
Este estudio busca evaluar el estado físico de cada paciente con el fin de prevenir complicaciones a la hora de realizar alguna actividad de esfuerzo. Incluye un examen clínico integral junto con un Electrocardiograma.

  • Monitoreo Ambulatorio Holter

Este dispositivo portátil llamado Monitoreo Ambulatorio Holter sirve para comprender el funcionamiento cardíaco y detectar arritmias y problemas de este órgano.
El paciente deberá utilizar este aparato, el cual será colocado por el profesional de la salud. En todo momento del día, durante la rutina normal, este equipo electrónico reúne información importante para comprender el funcionamiento del corazón durante el día.
Estos equipos son livianos, fáciles de utilizar y no es necesario realizar preparativos previos.

  • Monitoreo Ambulatorio de la Presión Arterial

Conocido como MAPA, el Monitoreo Ambulatorio de la Presión Arterial evalúa la presión arterial cada 20 minutos durante un día completo, a través de un equipo electrónico portátil, el cual reúne toda la información a través de un programa especial.
Estos datos son enviados al profesional de la salud, quien evaluará y brindará el diagnóstico en particular.

  • Electrocardiograma (ECG o EKG)

El electrocardiograma mide la actividad eléctrica del corazón y es un estudio tan simple como importante para el monitoreo cardiológico. Se recomienda realizarlo como parte de los estudios de rutina  en diferentes etapas de la vida.

  • Tomografía Computarizada del Corazón (Cardíaca)

El estudio de Tomografía Computarizada del Corazón (Cardíaca), utiliza rayos X y tecnología computarizada para obtener imágenes detalladas del corazón y los vasos sanguíneos circundantes. Proporciona información sobre la anatomía cardíaca, la presencia de obstrucciones y otros problemas estructurales.

  • Cateterismo Cardíaco

En este procedimiento, se introduce un catéter delgado a través de un vaso sanguíneo hasta el corazón. Se utiliza para medir la presión arterial en las cámaras cardíacas, tomar muestras, realizar angiografías, que son imágenes de los vasos sanguíneos del corazón, entre otros procedimientos.

¿Cuándo se deben hacer los estudios del corazón?

Los especialistas en cardiología explican que cada persona presenta diferentes condiciones de salud a tener en cuenta para comenzar a realizarse estudios del corazón.

Es recomendable realizar un primer análisis previo a los 16 años de edad, incluyendo un electrocardiograma y un  hemograma.
A partir de los 20 años, en aquellos casos que no posean antecedentes cardiológicos familiares, es conveniente mantener una rutina de estudios cada tres años, mientras que los resultados se mantengan estables.
A partir de los 40 años, la frecuencia debería aumentar, realizando un chequeo anual.
En casos de hipertensión arterial, diabetes, colesterol, tabaquismo, estrés o antecedentes de enfermedades coronarias en la familia, el médico será quien indique cada cuánto será necesario realizar estudios de corazón.

Te invitamos a conocer nuestro panel de cardiología que brinda una atención integral, dispuesta a realizar los exámenes pertinentes de cardiología. En Genea contamos con aparatología de primera calidad, orientada a la obtención de diagnósticos y cuidado del paciente.